Coordinador General:  Rafael León Rodríguez
Representante en el exterior: Siro del Castillo

La Habana, 
 

 
 


La Habana, 5 de marzo de 1997
.

LLAMAMIENTO A LA RAZÓN

En las últimas semanas y, marcadamente, a partir de las declaraciones hechas por el presidente de los EE.UU. "Apoyo para una transición democrática en Cuba", se han venido recrudeciendo los actos de represión, intolerancia y repudio a ciudadanos que pacíficamente abogan por una transición hacia formas democráticas de convivencia y a la creación de una sociedad civil basada en el estado de derecho, la solidaridad, la libertad y el bien común para todos los cubanos. Especialmente, esta escalada represiva se ha volcado sobre los periodistas de la prensa independiente.

Nuestro pueblo, que ha sido históricamente manipulado desde afuera y desde adentro e involucrado en antagonismos bipolares, se encuentra nuevamente atrapado entre fórmulas extrapolares y campañas beligerantes internas que únicamente generan el uso sistemático de la violencia en sus variadas formas. En los últimos tiempos nos han estremecido hechos resultantes de soluciones violentas tales como: el hundimiento del Remolcador 13 de marzo y el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate.

¿Es este mecanismo de recurrencia a la violencia la única propuesta del régimen cubano para solucionar su problemática?

No se deben seguir utilizando como pretextos actos y políticas foráneas para coartar la renovación de nuestra sociedad, lo cual es un derecho y un deber de los cubanos, ni de retomar consignas del pasado que se acomodan a una política ya agotada.

No se trata, como argumentan los hombres del poder, de retroceder al pasado, sino de superar el presente y de proyectarnos hacia el futuro con el consenso de la mayoría de los cubanos de buena voluntad.

El pueblo cubano tiene derecho a ser consultado en un plebiscito de su intención de cambios pacíficos, y sólo él puede determinar si un solo partido es suficiente o no para regir su destino.

La tolerancia, el respeto y la voluntad política de cambios es el entorno que urge a nuestra nación para transitar hacia una verdadera democracia participativa y no el odio, la división y la soberbia, sobre todo ahora que nos preparamos para recibir dentro de unos meses la esperada visita del Mensajero de la Paz y el Amor; el Santo Padre Juan Pablo II a nuestra casa común: Cuba.

Aspiramos a que este llamado a la reflexión contribuya a sustituir la política de la razón de la sinrazón, por una política de pensamiento razonable.

Por los hermanos del Proyecto Demócrata Cubano,

Rafael León Rodríguez 

Rafael León Rodríguez, 
Coordinador General

Inicio de página
 

 


Principal ] Quienes somos ] Carta fundacional ] Documentos ] Renovación ] Libro de visitantes ] Vínculos ]
PROYECTO DEMÓCRATA CUBANO
Calle 7ma. #49405 (altos), Playa de Guanabo; La Habana, Cuba. C.P. 19120. 
Telf. (537)
642-9371 Telefax: (537) 796-2636    Email: Prodecu@gmail.com