Coordinador General:  Rafael León Rodríguez
Representante en el exterior: Siro del Castillo

La Habana, 
 

 
 


INICIATIVAS 2001

Presentación

La MROM, un esfuerzo conjunto de cubanos y cubanas de la isla y el exilio, presenta a la sociedad y a las autoridades de nuestro país, así como a la comunidad internacional, tres propuestas, que hemos denominado INICIATIVAS 2001, con el fin de continuar adelantando escenarios posibles y viables de modernización y transformación democrática de Cuba.

Más de dos años han transcurrido desde que dimos a conocer la Plataforma Común y muchas cosas han acontecido para bien y para mal de la sociedad cubana. Muchas cosas se han dicho y expresado así mismo en relación con nuestro trabajo y nuestra estrategia, para bien y para mal, incluyendo el anuncio precipitado de nuestra desaparición como actores políticos.

Pero aquí estamos, hoy, dando continuidad a nuestro trabajo callado, sereno y estratégico; convencidos de nuestro aporte a la maduración de nuevos espacios políticos, invisibles pero ciertos. Ahí están para atestiguarlo el boletín Estado del País, la Cátedra de Estudios Sociales y Humanísticos "Padre Félix Varela" y el Comité Pronormalización de las Relaciones Cuba-Estados Unidos.

Y con estas tres iniciativas que ponemos en este mismo momento sobre la Mesa de la sociedad, queremos ir directamente al núcleo de tres problemas que son básicos para nuestro futuro.

La primera de ellas, un DEBATE INTEGRAL DE DERECHOS HUMANOS, quiere propiciar un ambiente global y participativo de discusión sobre esta materia con el fin de culminar en una propuesta de Carta Fundamental de Derechos y Deberes de los Cubanos que, como dice el texto de la iniciativa, constituyan "principios básicos que deberían de servir de fundamento al orden social e institucional de nuestro país". Carta que presentaremos a las autoridades y a las que, por cierto, estamos invitando para que participen.

La segunda, un ENCUENTRO DE REPRESENTANTES DE LAS MESAS DE REFLEXIÓN DE CUBA Y DEL EXTERIOR que pretendemos se celebre en La Habana en el segundo semestre del 2001, con el cual intentamos contribuir, desde nuestro propio ámbito, a la reconciliación definitiva de los cubanos independientemente del lugar donde se encuentren. Proceso que consideramos básico para alcanzar lo que en la Plataforma Común denominamos "completamiento de la Nación".

Y la tercera, un Evento titulado PERSPECTIVAS DE LA NORMALIZACIÓN DE LAS RELACIONES CUBA-ESTADOS UNIDOS, iniciativa del Comité Pronormalización, que intenta desarrollar unas jornadas de reflexión que puedan arrojar y concretar nuevas perspectivas en una dirección crucial para mejores y positivos ambientes tanto externos como internos. Este Evento se celebrará en La Habana los días 11y 12 de septiembre del 2001. Y para él estamos invitando a personalidades, instituciones nacionales, internacionales y extranjeras que quieran participar y compartir sus visiones sobre este tema.
Con estas tres iniciativas la MROM, en Cuba y en el exterior, quiere entrar en un proceso político dinámico y proactivo de cara al 2001. Lean lo que tenemos que ofrecer y no duden de que en el próximo año oirán hablar más de nosotros. Para bien y para mal.


Fernando Sánchez López
Moderador


INICIATIVA PRIMERA

Un debate serio, profundo e integral acerca de los DERECHOS HUMANOS debe iniciarse entre todos los cubanos. La importancia de estos derechos para el progreso de nuestra sociedad no debería ser ajena a ningún sector ni a ningún ciudadano. Participar de la reflexión sobre nuestros derechos fundamentales es un modo de participación en la cultura y un modo de definir las bases de un nuevo acuerdo social que posibilite una combinación creadora y positiva de nuestras capacidades personales y colectivas, dentro de un espacio común en el que compartimos una diversidad de herencias culturales, visiones e intereses.

Cuando decimos todos los cubanos hablamos de todas las identidades y de todas las perspectivas. Por eso es fundamental conducir este debate sobre una base cultural, humana y constructiva. Y nuestra contribución como políticos debe ser la de despolitizar un asunto que sólo tiene que ver con nuestra dignidad e integridad como seres humanos.

Hoy es posible esta reflexión colectiva. Si ayer los DERECHOS HUMANOS parecían una referencia extraña a nuestros conceptos socialmente compartidos, hoy se abre paso una nueva conciencia, más madura, de cómo concebimos y nos concebimos a nosotros mismos en el entorno social. En esta materia el discurso de las autoridades parece contradecir el discurso de la sociedad civil y política emergente. Pero esta contradicción es aparente. Hemos estado y estamos frente a dos concepciones que se complementan si vemos lo que es verdaderamente básico: la indivisibilidad de los DERECHOS HUMANOS a partir de la indivisibilidad de la PERSONA HUMANA y la necesidad de aquellos para alcanzar un desarrollo equilibrado, sostenido y sostenible.

Hoy es también necesaria esta reflexión primordialmente en Cuba y entre cubanos. Hasta hoy, la discusión ha parecido más una controversia internacional de DERECHOS HUMANOS a propósito de Cuba que una entre cubanos a propósito de los DERECHOS HUMANOS. Se impone por tanto un giro que nos coloque frente a nuestras propias circunstancias desde nosotros mismos.

Y esto último significa que nuestro debate por los derechos debe ser acompañado de un debate sobre nuestras responsabilidades. Responsabilidades hacia nuestra comunidad, nuestra nación y nuestra sociedad. Porque la ausencia de equilibrios entre derechos y responsabilidades no contribuiría, como en el pasado, a fortalecer las bases de un espacio comúnmente heredado.

Basada en estas consideraciones, la MROM abrirá una MESA DE DEBATE INTEGRAL DE DERECHOS HUMANOS a la que invita a:

  • Organizaciones civiles, de derechos humanos, profesionales y políticas alternativas de Cuba y el exilio.
  • Organizaciones e instituciones oficialmente reconocidas y cuya naturaleza sea afín al tema de debate.
  • Autoridades políticas y administrativas de Cuba.
  • Ciudadanos y ciudadanas interesados en contribuir a este propósito.

Debe entenderse que la MESA DE DEBATE es un espacio que se desarrollará en múltiples formas, dependiendo de las circunstancias específicas de cada una de las instituciones u organizaciones que participen.

  • La MESA DE DEBATE se concretará en una serie de seminarios, conferencias, talleres, encuentros e intercambios permanentes o de alguna otra forma que determine un Comité Organizador que se constituirá con este objetivo.
     
  • Éste se encargará así mismo de precisar el programa de la MESA DE DEBATE y los requerimientos mínimos que garanticen, de manera responsable, un proceso ordenado y coordinado entre las instituciones y organizaciones que decidan participar.
     
  • Paralelamente se abrirán mecanismos de intercambio social a través de Criterio Ciudadano, un instrumento de la MROM para comunicar y retroalimentar sus ideas y proyectos con la sociedad cubana y que tendrá una importancia capital en la socialización de nuestros debates.

Cuatro fases tendrá la MESA DE DEBATE:

Primera fase: de organización de esta MESA, donde se establecerán los primeros contactos con los participantes y se concretará la agenda.

Segunda fase: donde se desarrollarán los encuentros, conferencias, talleres, etc. y el trabajo de intercambio social.

Tercera fase: de compilación y relatoría de los intercambios y ponencias que se hayan ido produciendo o se hayan ido presentando a lo largo del DEBATE, comprendido aquí el trabajo de muestreo con Criterio Ciudadano.

Cuarta fase: donde una Comisión de Redactores elaborará una propuesta de Carta Fundamental de Derechos y Deberes de los Cubanos para ser presentada, en un Evento final y dentro de un marco de negociación calibrado, a las autoridades como fundamento del orden jurídico, institucional y constitucional de la República de Cuba.

Esta Carta fundamental no debe ser entendida como una propuesta de Constitución para Cuba, sino como un conjunto de principios básicos que deberían de servir de fundamento al orden social e institucional de nuestro país.

Los detalles ulteriores de esta MESA DE DEBATE y de su desarrollo serán precisados por el Comité Organizador a través de la Secretaría Ejecutiva de la MROM.

La MROM abre, con la MESA DE DEBATE INTEGRAL DE DERECHOS HUMANOS, un proceso al que pueden contribuir todos los cubanos. No hay exclusión sino inclusión en una problemática que incumbe a toda la sociedad. En ella cada uno de los ciudadanos tiene algo que decir y cada sector tiene algo que aportar incluyendo a las autoridades que no sólo pueden ofrecer sus propias perspectivas, sino que están en condiciones privilegiadas para adelantar y cambiar en el orden práctico la agenda y la realidad de los derechos humanos en Cuba.

Inicio


INICIATIVA SEGUNDA

Cuba no debe adentrarse en el siglo XXI sin ofrecer soluciones definitivas y constructivas a uno de sus dilemas más complejos: el reencuentro de todos los cubanos en su Hogar Nacional.

En el Esbozo de un Proyecto de Nación de la PLATAFORMA COMÚN, la MROM planteaba que: "A diferencia de muchas naciones de Occidente, Cuba se enfrenta a un dilema de simultaneidad complementario: democratización y completamiento del proyecto nacional". Y agregaba "Cuba ha de resolver las inconclusiones de la Nación para poder alcanzar la plenitud democrática". Recomendando que "para ello hay que sellar las fracturas simbólicas de la Nación, asumir la corresponsabilidad de nuestros destinos nacionales, borrar los agravios históricos que alimentan las venganzas mutuas e impiden construir la justicia sobre la paz social y devolver una mirada madura hacia el interior para afrontar los retos del siglo XXI".

Estamos necesitados de este reencuentro, imprescindible para nuestro equilibrio como Nación y como acto de justicia hacia aquellos con quienes compartimos una herencia común.

Hay antecedentes internacionales de reconciliación nacional de los que podríamos extraer fecundas experiencias. El último de ellos ha sido profundamente aleccionador: el acercamiento de las dos Coreas nos dice con claridad que todo es posible donde priman la buena voluntad y el sentido de responsabilidad.

Han existido también antecedentes nacionales: los encuentros denominados Nación e Inmigración han abierto, aunque parcialmente, una ventana a la aproximación de los cubanos dispersos y pueden servir de base a nuevas experiencias más audaces y definitivas. Han hecho el mismo aporte las reuniones más sistemáticas que las autoridades cubanas han venido sosteniendo en los Estados Unidos con cubanos de las más disímiles orientaciones políticas, así como otros intercambios que se han producido en el ámbito cultural. A ello debemos agregar los cada vez más fluidos contactos familiares; testimonios todos de un hecho que va ganando terreno: somos una sola Nación y un solo pueblo.

La MROM tanto en Cuba como en el exterior, otro testimonio de esta voluntad afirmativa de la Nación - indivisa en su pluralidad - quiere seguir abriendo espacios de reencuentro y reconciliación desde su propio ámbito político.

Para ello propone la celebración en La Habana de un ENCUENTRO DE REPRESENTANTES DE LAS MESAS DE REFLEXIÓN DE CUBA Y DEL EXTERIOR, a realizarse en el segundo semestre del 2001, como otro paso, responsablemente calibrado, en la profundización de los climas de confianza imprescindibles para un proceso gradual de Reencuentro con la Nación. En este ENCUENTRO DE REPRESENTANTES DE LAS MESAS podrían participar otras personalidades cubanas del ámbito social y político ganadas por el espíritu de reconciliación nacional y a las que oportunamente la MROM extendería invitaciones.

Las autoridades cubanas podrían enviar, en esta oportunidad, una señal positiva, autorizando la entrada al país de estos REPRESENTANTES en una muestra de flexibilidad y de que la nación cubana puede y debe ser un espacio compartido por los que asumimos -desde una visión de corresponsabilidad histórica- el triple compromiso de reflexión constructiva con su pasado, de negociación política responsable con su presente y de proyección positiva hacia el futuro.

Para la realización de este ENCUENTRO ambas Mesas harán una solicitud a las autoridades cubanas de permiso de entrada a Cuba de aquellos REPRESENTANTES u otras personalidades cubanas que radican en el exterior.

Previamente ambas Mesas realizaran sendas Conferencias Interactivas cuyos resultados serán publicados y dados a conocer a la sociedad cubana y a la comunidad internacional.

En el ENCUENTRO, del que oportunamente se precisará una fecha, se debatirán seis temáticas específicas:

1- La Plataforma Común y la elaboración de una guía consensuada para implementar su aplicación.
2- Democratización de Cuba y Compromiso Nacional.
3- Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.
4- Visión y papel del exilio en el presente y futuro de Cuba.
5- Análisis de la realidad de la Nación Cubana: perspectivas interna y externa.
6- Pasos concretos que las autoridades cubanas podrían dar, gradualmente, para realizar en un futuro el Reencuentro con la Nación. Reencuentro que concebimos en una doble dimensión: reencuentro con nuestra pluralidad y reencuentro con la Isla.

Como conclusión, ambas Mesas emitirán un documento de propuestas específicas a las autoridades cubanas para iniciar un programa de Apertura de la Isla a la comunidad cubana en el exterior.

Inicio


INICIATIVA TERCERA

Cuando dimos a conocer la creación del Comité Pronormalización de las Relaciones Cuba-Estados Unidos, expresamos que este Comité surgía "para tender nuevos y mayores puentes de comprensión y de comunicación entre ambas naciones y para colaborar con ambos Estados en la remoción de los obstáculos que impiden un acercamiento positivo y respetuoso..."

Ciertamente este "acercamiento positivo y respetuoso" encuentra cada vez más obstáculos agregados que se suman a los antiguos conflictos y diferendos existentes entre los dos países.

Creemos que es urgente redefinir los marcos de estas relaciones nada fructíferas para nuestros dos pueblos, y creemos que se deben adelantar todos los esfuerzos y convocar a todas las inteligencias con el fin de encontrar, de conjunto, una nueva imaginación política que abra gradualmente las puertas a un entendimiento entre Cuba y los Estados Unidos.

El contexto mundial invita a un cambio dramático en las relaciones entre Estados. Desde los organismos internacionales, pasando por los bloques regionales o culturales hasta llegar a las relaciones bilaterales entre países, lo que prima es la voluntad de compromiso, de arreglo negociado de los conflictos y de respeto a la soberanía de los Estados. La búsqueda de enemigos es sustituida, así, por una filosofía donde los Estados cooperan entre sí para solucionar sus diferendos y para afrontar los desafíos globales que implican, no sólo a los Estados sino a los ciudadanos individuales.

La nueva economía, que impulsa y es impulsada por la globalización, está demandando una nueva política tanto en el espacio internacional como al interior de las fronteras nacionales. En muchos casos las ONGs. pulsan por ocupar los vacíos internacionales que dejan las minorías políticas o por ofrecer nuevos campos de imaginación o nuevas perspectivas a aquellos encargados de tomar decisiones que nos afectan a todos.

Precisamente de esto carecen las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos: de imaginación y de nuevas perspectivas. Agotadas en el tiempo y por el tiempo, el tipo de relaciones entre nuestros dos países no supera el núcleo duro de equívocos y el cruce veloz de políticas erráticas que se interponen a la solución de sus diferendos.

Todo esto requiere, cuando menos, un análisis retrospectivo, prospectivo y perspectivo que fortalezca el marco intelectual necesario a un efectivo cambio de políticas desde ambos Estados.

En congruencia con esta necesidad y con el objetivo primero de este Comité que es: "promover cuantas iniciativas considere posibles y necesarias para propiciar el acercamiento entre los pueblos, y particularmente los gobiernos, de Cuba y de los Estados Unidos" el Comité Pronormalización realizará, apoyado por la Cátedra de Estudios Sociales y Humanísticos "Padre Félix Varela", un Evento titulado: PERSPECTIVAS DE LA NORMALIZACIÓN DE LAS RELACIONES CUBA-ESTADOS UNIDOS, a celebrarse en La Habana los días 11 y 12 de septiembre del 2001.

Los temas a analizar en este Evento serán:

1- Perspectivas de la normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

2- ¿Cuba deberá iniciar primero un proceso de aperturas para que los Estados Unidos cambien su política hacia ella, o deben ser los Estados Unidos los que cambien su política antes que Cuba inicie un proceso de apertura democrática?

3- Obstáculos para la normalización de relaciones entre los dos países.

4- Papel de la sociedad civil en las relaciones internacionales.

Finalmente:

  • Se podrá participar en el Evento con otros temas específicos que los ponentes entiendan guardan relación con las temáticas generales.
     
  • En el Evento podrán participar personalidades, organizaciones o instituciones sociales, políticas y académicas que así lo deseen tanto nacionales, internacionales como extranjeras sea en calidad de ponentes o de observadores.
     
  • Las formas específicas de participación se darán a conocer oportunamente tan pronto como los organizadores perfilen el programa.
     
  • Se extenderán, así mismo, un número de invitaciones a aquellas personalidades e instituciones que el Comité está interesado en que participen por el perfil específico de su trabajo.
     
  • Independientemente de que sean invitadas o no, todas las personas e instituciones que deseen participar deben ponerse en contacto con la Secretaría Ejecutiva de la MROM encargada de la organización del Evento.
     
  • El Comité realizará, previo a este Evento, un grupo de actividades que pondrá en conocimiento de todos los interesados a través de la Secretaría Ejecutiva.
     
  • Como conclusión una DECLARACIÓN FINAL cerrará las sesiones del Evento.

Los Interesados en conocer y participar en aquellas iniciativas que por su naturaleza están abiertas a todos los ciudadanos e instituciones deben comunicarse con:

Secretaría Ejecutiva MROM:
Ave: 59 entre 112 y 114 No 11206 Teléf. 20 39 46
Nery Gorostiza Campoalegre, Secretaria Ejecutiva de la MROM

Inicio
 

 


Principal ] Quienes somos ] Carta fundacional ] Documentos ] Renovación ] Libro de visitantes ] Vínculos ]
PROYECTO DEMÓCRATA CUBANO
Calle 7ma. #49405 (altos), Playa de Guanabo; La Habana, Cuba. C.P. 19120. 
Telf. (537)
642-9371 Telefax: (537) 796-2636    Email: Prodecu@gmail.com