Mensuario del Proyecto Demócrata Cubano, organización opositora pacífica democristiana radicada en Cuba, 
fundada en 1996 y miembro de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) desde 1998

La Habana, abril y mayo del 2002.      

Año I, No. 5


Editorial

Los hombres, sujetos como estamos a la inexorabilidad del tiempo, gustamos puntualizar éste con fechas que consideramos importantes por algún motivo. La historia no escapa a esta práctica que, en ocasiones, le resta fluidez a su devenir.

Este 20 de mayo conmemoramos el centenario de la instauración de la República vigilada y dependiente de 1902, que dio al traste con la que imaginó José Martí y por la que entregó su vida junto a la de miles de heroicos y dignos cubanos como Céspedes, Agramonte y Maceo durante 30 años de lucha, resistencia y destierro.

Con este acontecimiento concluía, también, un ciclo de "espera paciente", comenzado casi un siglo atrás cuando, el 20 de octubre de 1805, el tercer presidente de los EE.UU. Thomas Jefferson, manifestara que: "la posesión de la isla de Cuba era necesaria para la defensa de la Louisiana y la Florida, por ser la llave del golfo".

Esta república, fruto de la intervención militar de los EE.UU. en la guerra hispano-cubana, maniatada por la Enmienda Platt hasta 1934 y por los Tratados de Reciprocidad hasta 1959, incorporó a la sicología del cubano medio ciertos sentimientos de frustración, dependencia y desarraigo. Éstos, en alguna medida, contribuyeron a impedir el desarrollo de una legítima cultura democrática nacional.

Para Cuba comenzó un periodo de gobiernos corruptos y caudillistas; intervenciones militares y políticas, alzamientos y guerras intestinas, golpes de estado y revoluciones, discriminaciones e injusticias.

Para EE.UU. ese 20 de mayo de 1902, significó el tan ansiado control económico, político y militar de la isla de Cuba; la garantía de una base naval en Guantánamo para custodiar el estratégico Canal de Panamá; la ocupación de Puerto Rico y Filipinas, y lo más importante: el estreno como potencia mundial de primer orden. Eventos que bien valían la pena celebrar. Y fueron celebrados.

Este lunes 20 de mayo, el presidente de los EE.UU., George W. Bush, pronunció dos discursos: uno en Washington DC y otro en Miami, Florida, en los que dio a conocer la política de su administración hacia el gobierno cubano. La llamada “Iniciativa para una nueva Cuba”. Esta iniciativa, en nuestra opinión, no aporta nada nuevo en la dirección de la solución del diferendo entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos. Es una reafirmación más de la añeja política que durante 43 años ha privilegiado la confrontación, el aislamiento y el bloqueo.

En ella resulta paradójico que se haga alusión al respeto de los derechos de los cubanos, realmente quebrantados en la isla, cuando hay leyes de los EE.UU. que violan no sólo los del pueblo de Cuba, sino también los del propio pueblo estadounidense.

Corren tiempos complejos y difíciles para toda la humanidad.

Es importante que nuestros vecinos del norte diseñen iniciativas que creen climas de confianza basados en la negociación incondicional y los intercambios respetuosos entre las autoridades cubanas y las norteamericanas. La política es, entre otras cosas, el arte de lo posible. Hacen falta nuevas políticas que nos acerquen a la democracia y al disfrute de todos los derechos humanos para todos, y no la continuación de aquellas que, ancladas en la irreflexión y el pasado, aíslan y zahieren. 

Inicio de página


NACIONALES

Desde el PDC

El día 3 de mayo, nuestra organización emitió una declaración humanitaria proponente de amnistía política. Este documento, enmarcado en la coincidente llegada a Cuba del distinguido expresidente norteamericano, Sr. James Carter, con el Día de las Madres, generó una Carta Abierta conjunta para éste y el presidente cubano, Dr. Fidel Castro.

En la misma apuntamos: " En estos momentos hay madres cubanas que lloran y se duelen por sus hijos, presos políticos y de conciencia, confinados en las cárceles del archipiélago, cumpliendo condenas impuestas por disentir del sistema que prevalece en Cuba, y otras que también lloran y se duelen por sus hijos presos en penitenciarías estadounidenses, sancionados a penas descomunales por cumplir, también, con lo que entienden que es su deber. Las motivaciones pueden ser contrapuestas, pero las consecuencias para ellas son las mismas."

Asimismo, recabamos de ambos " …un gesto de buena voluntad y justicia para con estas madres cubanas y sus hijos, una acción positiva en la dirección del mejoramiento de las relaciones entre los gobiernos cubano y norteamericano, y una señal esperanzadora para la reconciliación de nuestra nación." También "…los convocamos para que concierten una propuesta de amnistía sin destierro condicionado para todos los presos políticos y de conciencia que cumplen sanciones en cárceles cubanas; así como para que los cinco agentes cubanos que cumplen condenas en prisiones de los EE.UU. sean también amnistiados y puedan regresar a Cuba."

Esta Carta Abierta del Proyecto Demócrata Cubano, se circunscribe al espíritu y la percepción constructivas que rigen las proyecciones políticas de nuestra organización; las cuales proponen privilegiar la paz y la justicia en "una señal esperanzadora" que favorezca "el disfrute de los derechos humanos de los cubanos que más sufren en la actualidad".


El primero de mayo

Este 1º de Mayo fue celebrado con una gran concentración en la Plaza de la Revolución José Martí y a lo largo y estrecho de la isla.

Cuba celebró esta efeméride, por primera vez, en 1890, luego de ser acordada en 1889 esta conmemoración por la II Internacional.

Para los trabajadores de otros países esta fecha ratifica sus capacidades de exigir, demandar, o protestar según sus intereses. Para los cubanos, una vez más, demostró la capacidad del Estado de reunir a decenas de miles de ciudadanos, como en un multitudinario desierto de personas compelidas a aplaudir, según las reglas.


Liberación de Vladimiro Roca

Este 4 de mayo pasado, después de cumplir casi en su totalidad la sanción que le fue impuesta, fue liberado el dirigente opositor Vladimiro Roca Antúnez.

La condena, resultado de su coautoría en la redacción del documento "La Patria es de Todos" junto a Félix Bonne Carcasés, Martha Beatriz Roque Cabello y René Gómez Manzano, fue la más larga aplicada en la causa llevada a cabo al llamado "Grupo de los Cuatro".

Celebramos el retorno del distinguido opositor a su seno familiar y al de la familia opositora pacífica cubana.

"PERDONAR ES VENCER"
José Martí
"La Nación", B.A.-N.Y. 21 de dic. 1883-27 enero 1884.


Una visita histórica

El pasado 12 de mayo se produjo la visita más importante en la historia de las relaciones beligerantes de 43 años entre Cuba y los EE.UU. Por primera vez, en este período, un ex gobernante de ese gigante norteño vino a Cuba. El ex presidente de los Estados Unidos, Sr. James Carter y su esposa Rosalyn Carter, viajaron a nuestro país acompañados por una pequeña delegación de la ONG que él dirige desde que abandonó la Casablanca.

Durante su estancia en nuestra patria, cumplió con un apretado programa de visitas a Centros de Biogenética, Escuelas Especiales para niños discapacitados, la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, etc., y tuvo la oportunidad de ofrecer al pueblo cubano, a través de los medios de difusión nacionales, un discurso donde abordó el pluralismo, la libre sindicalización, la libertad de viajes …así como propuso al gobierno cubano, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana (sede de su auditorio), que atendiera a la propuesta de un plebiscito contemplado en el Proyecto Varela, de la coalición Todos Unidos, el cual está refrendado por más de 10 mil cubanos. El distinguido visitante tuvo también la posibilidad de reunirse con opositores pacíficos y periodistas independientes así como con religiosos de diferentes denominaciones y representantes de la sociedad civil.

Pensamos que este viaje del Sr. Carter a Cuba podrá significar un importante vuelco en las percepciones de la opinión pública de su país con respecto al nuestro, un arcoiris que pugna por aparecer a pesar de los toldos confrontacionales que apuntalan y apuntan a una mayor tensión.


A propósito del 20 de mayo

En la puesta en escena de la Cuba de 1902 no todo fue sombras, también brillaron luces. La joven república tutelada comenzó a construir el tejido material y espiritual de la futura nación, con sus avances y retrocesos.

Mucho se ha escrito, y se continúa escribiendo, sobre esos tiempos. Muchas son también las estadísticas, las cifras y datos comparativos que se apuntan. Pero lo importante es resaltar cómo la laboriosidad y el carácter emprendedor del cubano salieron adelante y acometieron la obra.

Muchos compatriotas dignos e ilustres trabajaron por el bienestar de la patria, y muchos también vivieron y murieron por ella.
Se comenzó, aceleradamente, a conformar el cuerpo institucional del país y su sociedad civil. Se desarrollaron la agricultura y la ganadería partiendo casi de cero. Después del primer Tratado de Reciprocidad firmado con los EE.UU. creció el comercio y por tanto la economía (a pesar y gracias a la agroindustria azucarera). La cercanía a la vigorosa nación norteamericana nos posibilitó el acceso a los bienes de consumo y a la modernidad. Se fundaron universidades, institutos y escuelas. Se construyeron hospitales. La educación y la salud pública mejoraron, fundamentalmente en las ciudades. Se realizaron obras monumentales para prestigiar a la república, como el Capitolio Nacional - a imagen y semejanza del de Washington - y otras importantes para la infraestructura del país como la carretera central.

En otro orden de cosas, surgieron sindicatos libres e independientes y leyes de beneficio y seguridad para los trabajadores. Solamente del gobierno de los cien días en el año 1933, podemos enumerar las siguientes: Jornada de 8 horas, jornal mínimo, nacionalización del trabajo, derecho de sindicalización, sistema de seguro y retiro obrero, voto de la mujer, etc. Los procesos democráticos plurales fueron consolidándose y tuvieron un paradigma en la Constitución de 1940, una de las más avanzadas de su época. Luego de ella y, durante 12 años, la república tomó un aire de institucionalidad. Se creó la Banca Nacional, el Tribunal de Cuentas, y los eventos electorales se sucedieron organizada y tranquilamente hasta que el golpe del 10 de marzo de 1952 la asfixió. Este anunciaba el retorno a los primeros tiempos de la república y así fue hasta el 1º de enero de 1959.

En el 1900 éramos apenas 1 millón 600 mil habitantes; ya en el año 1959 habíamos llegado a la cifra aproximada de 6 millones. Cuba, durante esos 57 años se convirtió en refugio de cientos de inmigrantes de América, Asia y Europa. Muy pocos cubanos emigraban de la isla, salvo por motivos políticos.

Habían transcurrido 57 años desde aquel 20 de mayo de 1902 y Cuba ocupaba ya uno de los primeros lugares en América por su desarrollo económico y social. La moneda cubana, el peso, estaba a la par del dólar, la divisa internacional. Existían reservas financieras y el país gozaba de créditos en las instituciones bancarias internacionales.
La educación y la salud pública alcanzadas hasta esa  fecha, fueron tales que posibilitaron el salto dado por la revolución en esas esferas y que aún hoy son sus logros más sostenidos.

Parecía ser que la solución del problema nacional estaba en retornar a los causes constitucionales violados en 1952, redistribuir mejor las riquezas y las oportunidades; eliminar la corrupción administrativa y hacer respetar la ley, realizar la reforma agraria – prevista en la Constitución de 1940 – y llevar la educación y la salud a todos los rincones del país.

¿Qué nos ocurrió? Hay muchas respuestas a esta pregunta.

De una revolución nacional-democrática nos trasladaron hasta el otro extremo: a la llamada dictadura del proletariado. Del mundo occidental, al que pertenecemos, nos intentaron extrapolar hacia el oriental, con el que no teníamos nada en común.

Un viaje circular de 30 años que nos devolvió al punto de partida, sorprendidos, endeudados, descapitalizados y absurdos.

A la pregunta de cómo fue posible este intento de transculturización dirigida, entre las muchas respuestas podríamos citar dos: la ausencia de una cultura democrática nacional, herencia de la república mediatizada de la primera mitad del siglo pasado; y la impronta injerencista y confrontacional de los gobiernos norteamericanos en los asuntos internos de la isla que, desafortunadamente, continúa hasta el presente.

"No se trata de olvidar todo lo que ha sucedido, sino de releerlo con sentimientos nuevos aprendiendo, precisamente, de las experiencias sufridas, que sólo el amor construye, mientras el odio produce destrucción y ruina".

S.S. Juan Pablo II

Inicio de página


INTERNACIONALES

Elecciones en Costa Rica

El presidente electo por el partido Unidad Social Cristiana, Abel Pacheco, se alzó con el triunfo en segunda vuelta con el 58% de los votos sobre su contrincante Rolando Araya, del Partido Liberación Nacional, que obtuvo el otro 42%.

Saludamos el triunfo electoral del candidato democristiano en la hermana República de Costa Rica.


Ultraderechas

Tanto en las elecciones francesas, como las realizadas en Holanda, las corrientes políticas de ultraderecha fueron frenadas. Luego de grandes manifestaciones en París y otras ciudades, el presidente Jacques Chirac ganó con el 82,5 % de los votos frente al ultraderechista Jean Marie Le Pen.

Los democristianos holandeses por su parte, se alzaron con 150 escaños en la Cámara Baja, dejando sólo 24 a la extrema derecha, y otro tanto a liberales y laboristas. Tras el asesinato del líder ultraderechista Pim Fortuyn, días antes de los comicios, los pronósticos se habían tornado contradictorios.

En el Reino Unido, el principal partido de extrema derecha, el Nacional Británico, obtuvo 3 escaños en los comicios municipales de la ciudad de Burnley, sorprendiendo al Partido Laborista del Primer Ministro Anthony Blair.
Es evidente que se viene produciendo un renacer de las corrientes ultraconservadoras en la vieja Europa, que deben mantener alerta a la opinión pública democrática internacional.


Luto en la Gran Bretaña

El pasado 31 de marzo el país británico despertó con la triste noticia de la desaparición física de la reina madre. A los 101 años de edad falleció Isabel Ángela Margarita Bowes-Lyon. Sus restos se expusieron en la Abadía de Westminster donde se le rindió tributo.

Lleguen a la reina Isabel II y al pueblo británico nuestros sentimientos de condolencia.

Inicio de página


Inicio de página

 


Principal ] Quienes somos ] Carta fundacional ] Documentos ] Renovación ] Libro de visitantes ] Vínculos ]
PROYECTO DEMÓCRATA CUBANO
Calle 7ma. #49405 (altos), Playa de Guanabo; La Habana, Cuba. C.P. 19120. 
Telf. (537)
642-9371 Telefax: (537) 796-2636    Email: Prodecu@gmail.com