La Habana, marzo y abril de 2004.
   

Bimensuario del Proyecto Demócrata Cubano, organización opositora pacífica democristiana radicada en Cuba, fundada en 1996 y miembro de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) desde 1998.

Nuestra visión sobre temas de la actualidad cubana e internacional

Año II, No. 11

El valor de la democracia

El 11 de marzo del 2004, entró a la historia contemporánea española y a la del subcontinente euro­peo por la puerta de la violencia terrorista.
Los atentados con explosivos en la terminal de trenes de Atocha, en la capital madrileña, que costaron la vida a 200 personas y heridas a más de 1400, no solo produjeron dolor e indignación en el pueblo español y en todo el orbe, sino que revirtieron el rumbo político del país ibérico.
En las elecciones generales del domingo 14, solo 72 horas después de los sangrientos sucesos, el partido gobernante, Partido Popular, recibió el voto de castigo de la población española, la que dio el triunfo en los comicios al opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y a su candidato, el Sr. José Luis Rodríguez Zapatero.
Entre las primeras acciones tomadas por el nuevo gobierno se destacó la decisión de retirar las tropas españolas estacionadas en Iraq, uno de los compromisos de la campaña electoral del PSOE y uno de los temas que más críticas le granjearon al gobierno del PP y, en especial, al expresidente, Sr. José María Aznar.
Según analistas, más del 90% de la población española no estuvo de acuerdo con la participación de su país en la guerra contra Iraq, la que también produjo diferencias con países aliados europeos como Francia y Alemania.
En este sentido, el estrenado gobierno socialista ha manifestado que se propone reconstruir las relaciones de España con la Unión Europea, las que no solo se han afectado por los acontecimientos de la guerra en Iraq, sino también en el tema de la aprobación de una Constitución Europea.
En cuanto a Cuba, las primeras declaraciones del presidente Zapatero no se diferenciaron de las de su antecesor; pero esperamos que el nuevo gobierno español consolide también una política propia para con los cubanos; aspecto este de gran importancia en el futuro de las relaciones de la Unión Europea con la nación cubana, las que deberían de servir de fiel y equilibrio frente al diferendo histórico entre Cuba y los EE.UU.
Una vuelta a la política de la crítica constructiva multilateral, en un marco de reconocimiento de todos los factores que componen la sociedad política cubana y afianzada en el respeto al derecho internacional parecer ser la mejor opción en los tiempos presentes. La mejor propuesta para acompañar la democratización pacífica del archipiélago cubano. Democracia a la que aspiramos y de la que el pueblo español hizo gala cuando, en solo 72 horas, cambió el curso de la política de España.

Dos caras de una misma moneda

Con una votación favorable por el mínimo margen de un voto, fue aprobada, en la 60ma. Sesión de la Comisión de Derechos Humanos reunida en Ginebra, una moción que impele al gobierno de Cuba a tomar en cuenta el tema de las violaciones de los de­rechos civiles y políticos de su pueblo.
Más allá de las circunstancias en las que se produjo el texto de esta resolución, de los despropósitos de los autores intelectuales de la misma y de los intereses que se mueven tras las bamba­linas escenográficas de la Comisión de DD.HH. de las Naciones Unidas, se pueden notar algunos resultados realmente positivos para los cubanos.
En esta oportunidad las autoridades cubanas, en su afán de defenderse, se vieron obligadas a traer nuevamente, ante la opi­nión pública nacional e internacional, el tema de los 75 prisioneros de conciencia detenidos, juzgados y encarcelados el pasado año, algunos de los cuales son personas entradas en años y con se­rios problemas de salud.
Esta estrategia defensiva conllevó a la realización del I Congreso Cubano de Medicina Penitenciaria, después de 45 años de poder revolucionario, el que finalizó el 31 de marzo con el compromiso de realizar el segundo congreso en el 2006. En este contexto, las autoridades invitaron a la prensa nacional y foránea a visitar el Hospital Nacional de Reclusos, ubicado en el kilómetro 13 de la Carretera Monumental, al Este de La Habana y también al Policlínico de la Prisión de Mujeres de Occidente.
Esto permitió, al menos por un resquicio, dar una ojeada a esa parte del mundo del dolor que son las prisiones. Además se rea­lizó una Mesa Redonda Informativa transmitida por la radio y la televisión sobre este tema, lo que coadyuvó a mantenerlo en las agendas del interés de la opinión pública nacional y en la de los organismos especializados internacionales.
Por otra parte, y aunque las autoridades cubanas hayan declarado que obtuvieron en esa cita de Ginebra una “incuestionable victoria moral”, lo cierto es que ningún país de América Latina, representado en ese foro, votó a favor de Cuba. Incluso, Argentina y Brasil, cuyos gobiernos son considerados acá de progresistas, se abstuvieron junto a Paraguay. México, otrora neutral, votó a favor de la resolución condenatoria junto a Chile, Perú, Costa Rica, Guatemala, Honduras y República Dominicana. El gobierno cu­bano, seguramente, debe haber tomado nota de esta victoria al revés.
En el mismo punto 9 de la agenda: Situación de los derechos humanos en cualquier parte del mundo, la delegación cubana presentó un Proyecto de Resolución sobre los más de 600 prisio­neros que están detenidos en la Base que ocupan ilegalmente los Estados Unidos en Guantánamo. Sobre este tema guantanamero la Corte Suprema de los EE.UU. conoció, finalizando abril, de dos casos de estadounidenses detenidos allí indefinidamente, sin de­rechos a ver abogados por ser considerados enemigos y no pri­sioneros de guerra. Aunque la moción cubana fue tácticamente retirada antes de alguna votación con la idea de poder retomarla en otra “puesta en escena” de la comisión ginebrina, la misma fué una buena pedrada al enorme techo de vidrio que cubre a otro estado violador. La otra cara de una misma moneda.

Inicio de página

El Orbis en Cuba  

El humanitario Proyecto Orbis, que con los propósitos de combatir la ceguera y fomentar los intercambios científicos le ha dado la vuelta al mundo, visitó en esta oportunidad las ciudades de Manzanillo y La Habana.
Desde 1982, este Proyecto se traslada en su avión-hospital de un país a otro con fines fundamentalmente científicos, académicos y docentes. En esta, su sexta visita a Cuba, el Orbis propició la interrelación teórico-práctica entre científicos del patio, de Estados Unidos, Canadá, India, China, Colombia y otros países, así como intervenciones quirúrgicas en la aeronave o algún centro asistencial que se transmiten por circuito cerrado de TV para masificarla a técnicos y profesionales.
Alabamos estos encuentros como parte indispensable de la retroalimentación científica que debe existir entre los profesionales del mundo y, más aún, entre los de países vecinos, y confiamos en que estos se amplíen cada vez más a todas las esferas de las sociedades cubana y norteamericana.

Desventura de la intolerancia

En el ámbito de la conmemoración por el 160 aniversario de la independencia dominicana, la embajada de ese país en La Habana, intentó celebrar un concierto en el que su principal protagonista sería el reconocido merenguero Johnny Ventura.
Según el rotativo Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Ventura recibió “fuertes presiones y amenazas de boicot” de los ultraconservadores cubanoamericanos del sur de La Florida para impedir que el artista quisqueyano viajara a nuestro país.
Desventuradamente, Ventura derogó su visita a Cuba y la legación de su país en el nuestro canceló la actividad que tenían prevista.
En otro acto similar de intolerancia hacia nuestro país, le prohibieron la entrada a Estados Unidos, también por esos días, al cantautor cubano Carlos Varela para asistir a un concierto que tenía programado en Miami.
Resulta vergonzoso que se politice la cultura en detrimento de la concordia, el respeto y la paz que debe existir entre los cubanos de ultramar y los del archipiélago.
Actos discriminatorios de esta naturaleza, nos reafirman en la percepción de la necesidad de democratizar a la nación cubana, y esta debe abarcar, sin dudas, a los cubanos de allende el Estrecho de Florida, no solo al interior de Cuba.

III Reunión ODCA-CaribeInicio de página

El lunes 22 de marzo se realizó en Sto. Domingo, República Dominicana, la III Reunión ODCA-Caribe.
Entre los temas de la agenda del cónclave estuvo presente, una vez más, el tema cubano. Para él, nuestra organización envió un documento que fue entregado a los participantes por el Representante en el Exterior del Proyecto Demócrata Cubano, Sr. Siro del Castillo. En el mismo se hizo refe referencia a los más de 300 presos políticos, incluidos 88 prisioneros de conciencia,  entre los que se encuentra el grupo de los 75.

Casuísticamente, entre los meses de marzo y abril, estos 75 compatriotas cumplieron el primer año de reclusión.
En un segmento del documento dedicado a los derechos humanos expusimos: “Para estos prisioneros de conciencia pedimos solidaridad, amnistía y, como primera medida, que sean trasladados a penitenciarías cercanas a sus domicilios. También, que a los enfermos más delicados se les conceda la posibilidad de cumplir la sanción en sus hogares”.

En las conclusiones se hizo alusión a las acciones principales que realiza actualmente el PDC, una de las cuales está constituida por la promoción de la Plataforma Común: transición hacia la democracia, un proyecto para completar la nación.

Inicio de página

Juez y parte

En una reunión para evaluar el estado en que se encontraba la protección al consumidor, la ministra de comercio interior cubana informó que no habrían modificaciones de cuotas ni de precios en los productos normados de la canasta básica familiar.
Como es ya tradicional en el archipiélago el Estado no sólo posee el monopolio de la producción y los servicios fundamentales junto al control de la oferta y la demanda, sino que controla también, paradójicamente, la protección del consumidor.

 


¿Cómo es posible que los funcionarios del Estado sean capaces de defender a los consumidores de las acciones que ellos mismos realizan?
No se puede ser juez y parte. Se necesita una contrapartida independiente para poder proteger con justicia a quiénes se sientan afectados en sus intereses como consumidores.
Una contradicción más del sistema actual que es superada fácilmente en la economía de libre concurrencia; libertad para ofertar y demandar y libertad, también, para defender.

Inicio de página

China, el retorno del “otro comunismo”

La civilización china, ese antaño coloso dormido, continúa sorprendiéndonos a todos con sus singulares fórmulas de enfrentar la modernización y el desarrollo sostenible, Tiananmen incluida.

En esta oportunidad, se trató de la reunión del parlamento chino que, comenzando el 5 de marzo, y durante 10 días, debatió y aprobó importantes enmiendas a la Carta Magna china. Esta Asamblea Popular Nacional también conoció y aprobó el informe del gobierno del pasado año 2003 y las perspectivas para el nuevo periodo

Entre los temas más importantes de la agenda se encontraban los análisis de la inclusión en la Constitución de la teoría de la triple representatividad, la inviolabilidad de la propiedad privada legalmente obtenida y una referencia a que el Estado chino garantiza y respeta los derechos humanos.

Unos días más tarde, la II Sesión Anual del X Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, conformada por 2200 delegados, respaldaba estas enmiendas a la Constitución que se debatían en el Parlamento y aplaudían el informe del primer ministro Wen Jiabao, sobre el año 2003.

En nuestro país, y con más intensidad a partir del derrumbe de la antigua Unión Soviética, las informaciones sobre China han vuelto a tomar importancia en los medios de comunicación cubanos.

Durante el VI Encuentro Internacional de Economistas realizado en La Habana el pasado mes de febrero, el tema chino fue ampliamente debatido. El impacto de la economía de la República Popular China en el mundo actual fue presentado por el profesor Edmund S. Phelps, de la Universidad de Columbia, Estados Unidos.

 


En una nota de prensa publicada en el periódico Granma el 13 de febrero, a raíz de la clausura de este evento, el titular decía: “La experiencia china demuestra que hay alternativas”.

Los elogios al experimento chino han ido creciendo constantemente en los últimos tiempos. Pero hasta ahí. Nada de imitaciones, ni de ocurrencias reformistas.

En Cuba, las últimas tendencias parecen apuntar en la dirección contraria a las tímidas aperturas iniciadas durante la década del llamado Periodo Especial en los 90.

Se mantiene congelada la entrega de licencias a trabajadores por cuenta propia y se pretende limitar categoría.  La política impositiva para con los trabajadores privados es de un carácter marcadamente desestimulante, así como las restricciones, controles y supervisiones a las que están expuestos.

Los cubanos continuamos discriminados ante el extranjero en cuanto a la capacidad de poder invertir en el país y poseer la propiedad sobre medios y bienes de producción y servicios. Pero la mayor paradoja está en la estimulación a cubanos radicados en el exterior para que inviertan en Cuba.

¿Tendremos los cubanos que emigrar para poder recuperar el derecho a participar en la vida económica de nuestro país sin marginaciones?

Evidentemente que los chinos, tradicionalmente más astutos, luego de la concepción reunificadora “un país, dos sistemas”, ahora legalizan la propiedad privada legítima para todos por igual. Otra innovación de su singular socialismo. Entonces, ¿no sería mejor aprender más de los asiáticos y elogiar menos?

Inicio de página

Reunión en el Centro Carter

El pasado 14 de abril, Siro del Castillo Domínguez y René Hernández Bequet, representantes del Proyecto Demócrata Cubano en el exterior, asistieron al Centro Carter invitados a una reunión de esa institución sobre el tema cubano.
La cita, de apretada agenda, fue convocada fundamentalmente, para abordar los temas de la Sociedad Civil en Cuba y las relaciones de esta con los Estados Unidos.

A ese evento nuestra organización hizo llegar su mensaje en las personas de sus representantes, ratificatorio de sus percepciones sobre la realidad cubana y sobre la necesidad de fundar “escenarios que garanticen y potencien la estabilidad, las seguridades y las confianzas”. También, que en las condiciones geopolíticas de Cuba, «nuestra organización apoya y privilegia cualesquiera medidas que contribuyan a crear y a fortalecer estos escenarios y los ambientes adecuados para el desarrollo de estos procesos». Asimismo, enfatizamos y apuntamos una vez más que, «en relación con los temas de las políticas restrictivas y de aislamiento, consideramos que éstas no favorecen la apertura y la distensión, y sí el inmovilismo que paraliza y la confrontación que crispa y amenaza».

Con el mensaje del Proyecto Demócrata Cubano, fue entregado también un dossier contentivo, entre otros, de la Plataforma Común, un programa para la transición en Cuba y la propuesta de Carta de Derechos y Deberes Fundamentales de los Cubanos.

Hasta siempre, Heriberto

El 27 de abril pasado recibimos la triste noticia de la defunción de Telesforo Heriberto Fernández Hernández, quien ocupaba el cargo de Secretario General de la Solidaridad de Trabajadores Cubanos, institución sindical exiliada que mantuvo estrechos vínculos con el universo opositor dentro de Cuba.

A este triste suceso, el Proyecto Demócrata Cubano, expresó su sentir en un Mensaje de condolencias dirigido a los miembros de esa institución. En él, honramos a Heriberto Fernández, quien “…mantuvo tradicionalmente fraternales relaciones de trabajo con el Proyecto Demócrata Cubano, caracterizadas por el apoyo respetuoso desde la ética y la solidaridad constructivas.

Patriota cubano, comprometido con la causa de la libertad, la democracia y los derechos humanos, canalizó estas inquietudes desde joven, fundamen­talmente en el universo del trabajo y los trabajadores, a los que dedicó gran parte de sus empeños y energías.

El amigo Heriberto, que combatió, sufrió prisión y exi­lio por defender los ideales patrios compartidos, deja, entre los que tuvimos la suerte de conocerlo e intercambiar con él, la sencilla frescura de su cubanía, el ejemplo de su entrega inclaudicable en los principios y la tranquila alegría de quien sabe que trabaja para que sobreviva la esperanza en Cuba.

Lleguen hasta sus familiares, amigos, colaboradores y militantes de la Solidaridad de Trabajadores Cubanos, nuestras más sentidas condolencias desde la Fe que nos sustenta y los comunes propósitos que nos identifican”.

Inicio de página

Despedida de Jorge González

El ingeniero Jorge A. González, cubano comprometido con la causa de la justicia, la democracia, los derechos humanos y la libertad en Cuba, falleció en Miami, el 8 de abril víctima de un ataque cardíaco. González, que se desempeñaba como webmaster del cibersitio del Proyecto Demócrata Cubano, entre otros,




contribuyó a facilitar que algunas organizaciones opositoras al interior del archipiélago, pudieran tener un sitio web donde publicitar sus propuestas.

Lleguen a su viuda y demás familiares nuestra solidaridad.
Que Descanse en La Paz de Nuestro Señor.

Inicio de página

 

CENTRO DE PRENSA Y COMUNICACIÓN SOCIAL DEL  

 PROYECTO  DEMÓCRATA  CUBANO

Sede: 7ma. #49405 (altos), e/ 494-A y 494. Playa de Guanabo; La Habana, Cuba. C.P.: 19120.
Telefax: (537) 96-2636, E-mail: Prodecu@hotmail.com , Sitio web: http://www.prodecu.org

Inicio de página


Inicio de página


Principal ] Quienes somos ] Carta fundacional ] Documentos ] Renovación ] Libro de visitantes ] Vínculos ]
PROYECTO DEMÓCRATA CUBANO
Calle 7ma. #49405 (altos), Playa de Guanabo; La Habana, Cuba. C.P. 19120. 
Telf. (537)
642-9371 Telefax: (537) 796-2636    Email: Prodecu@gmail.com