La Habana, trimestre primero de 2006.

Año II, No. 12

Trimensuario del Proyecto Demócrata Cubano, organización opositora pacífica democristiana radicada en Cuba, fundada en 1996 y miembro de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) desde 1998
___________
Nuestra visión sobre temas de la actualidad cubana e internacional__________

Editorial

Nuevamente el Proyecto Demócrata Cubano retoma Renovación —en esta oportunidad con una frecuencia trimestral y en formato digital— con el propósito de difundir asuntos de su interés y brindar, desde la óptica de la organización, sus opiniones y reflexiones sobre temas puntuales que hayan sido noticia en el periodo.

Es un deber comenzar esta introducción recordando el tercer aniversario de la encarcelación de 75 opositores pacíficos y periodistas independientes, de los cuales aún guardan prisión 60 diseminados en cárceles a lo largo de todo el país y que, junto a otros encarcelados con anterioridad, han sido reconocidos como prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional.  Para ellos y para sus familiares que sufren, nuestro mensaje de aliento y solidaridad y nuestro compromiso de no cejar en el empeño de recabar para ellos y para el resto de los presos políticos pacífi­cos la pronta libertad.

Durante estos tres primeros meses del año han continuado incrementándose las tensiones, tanto en el interior como desde el exterior del país. Los llamados “actos de repudio” realizados a ciudadanos que de una forma u otra participan en la esfera de la oposición pacífica y que demuestran la obstinada intolerancia de las autoridades, han proliferado; el aumento de manifestaciones de violencia en la comunidad con su carga negativa para la sociedad y el incremento del tráfico de personas y salidas ilegales del país, ahora multiplicadas hacia cualquier dirección de los cuatro puntos cardinales, avalan esta situación.

Desde el exterior, la amenaza de una segunda vuelta de medidas punitivas a partir de la mal llamada “Comisión de Ayuda para una Cuba Libre” a revelar en mayo próximo y la firma el pasado 16 de marzo de la nueva versión de la Estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos por el presidente George Bush, en la que Cuba continúa siendo considerada un peligro junto a otros seis países potencialmente conflictivos: República Popular Democrática de Corea, Irán, Siria, Belarús, Burma y Zimbabwe, contribuyen a crispar todos los espacios políticos y a justificar el atrincheramiento de las posiciones del gobierno cubano.

Lo que menos necesitamos los opositores pacíficos del archipiélago, en nuestro afán por romper la inercia postotalitaria del régimen y transitar hacia una democracia participativa que promueva realmente el bien común, es el agudizamiento de las tensiones geopolíticas alrededor de Cuba, la continuada injerencia foránea en sus asuntos, las demostraciones de fuerza y las amenazas de debelar el sistema actual desconociendo la soberanía nacional.

Lo que sí necesitamos los cubanos con urgencia es una nueva política desde nuestro entorno que contribuya a crear ambientes de confianza y respeto que nos permitan avanzar en la dirección democrática, gracias a los esfuerzos legítimos de nosotros mismos y el apoyo solidario político y moral de la comunidad internacional.

Inicio de página

¿Y los derechos de los cubanos?

Con el voto de 150 países fue finalmente aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas la creación del nuevo Consejo de Derechos Humanos el 15 de marzo.

Cuba votó a favor de la resolución en tanto Estados Unidos, Israel, Palau e Islas Marshall lo hicieron en contra. Belarús, Irán y Venezuela ejercieron la abstención.

El 28 de febrero, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba publicó una declaración en la que, luego de conceptualizar su desacuerdo con múltiples aspectos del proyecto de resolución, tanto de los propuestos como de otros por no haber sido contemplados en él y, de lo cual culpó principalmente a los EE.UU. y a sus aliados de la Unión Europea, concluye expresando que: Cuba

 

actuará, “…según las circunstancias lo exijan en defensa de la justicia, del derecho inter­nacional y de la tan necesaria cooperación internacional a favor de la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos los pueblos y todas las personas.”

Cuba, que se encontraba bajo el escrutinio de la ahora sustituida Comisión de Derechos Humanos de Ginebra en los últimos años por la continuada violación de los derechos económicos, civiles y políticos del pueblo cubano se yergue ahora como defensora de todos los derechos humanos para todos. Así lo ratificó también el representante del archipiélago cubano, embajador Rodrigo Malmierca en una entrevista de prensa publicada en el periódico Granma el 18 de marzo la que finaliza con el siguiente párrafo:

 

 “Pero puedo asegurar que Cuba seguirá activa en la lucha en defensa de los derechos humanos y porque se abran paso la verdad y la justicia en el Consejo de Derechos Humanos, para que este nuevo órgano de la ONU funcione verdaderamente a favor de la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos.

Si realmente esto va a ser así, si las autoridades van a cambiar la práctica de defender los derechos humanos sólo cuando son violados fuera de sus fronteras y por gobiernos o regímenes que no le son afines; si se van a reconocer y resolver las violaciones de estos derechos, que son indivisibles, cuando se trata del pueblo cubano, entonces bienvenida sea la creación del flamante Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Inicio de página

Un pueblo libre y justo, es el único homenaje propio de los que mueren por él. José Martí.

Discurso en el “Salón Jaeger’s”. NY. 24 de febrero de 1894.  En honor de Valdés Domínguez.

 

Mundial de Beisbol

Contra todos los pronósticos adversos de algunos especialistas deportivos y contra todos los obstáculos interpuestos por la administración del actual gobierno norteamericano para impedir la participación del equipo cubano de béisbol en el Primer Clásico Mundial este recorrió, triunfalmente, el camino Puerto Rico San Diego obteniendo la segunda posición final del certamen.

Enfrentado a equipos que contaban en su nómina con jugadores profesionales, algunos de ellos muy destacados, el del patio isleño demostró estar a la altura de sus oponentes a pesar de no haber podido incluir en él a cubanos estrellas de las ligas mayores americanas.

Muchos especialistas y aficio­nados se preguntaron qué habría podido suceder si al equipo que representó a Cuba se le hubieran sumado peloteros profesionales cubanos residentes fuera del país con experiencia en las Grandes Ligas, como sucedió con el resto de los contrincantes. La incógnita aún anda por ahí. Lo que funciona como una práctica normal para el resto de la comunidad deportiva latinoamericana, caribeña y mundial para los cubanos es una excepción; una exclusión más que sufrimos y que de seguro cesará cuando el deporte y la política jueguen, cada uno, en terrenos separados.

Diferendo hotelero trilateral

 

 

El último desencuentro ocurrido entre representantes del gobierno cubano y autoridades mexicanas inducido por el diferendo Cuba-Estados Unidos, concluyó con una multa de algo más de 100 mil dólares impuesta al Hotel Sheraton María Isabel de Ciudad México por “aplicar normas extranjeras en el territorio mexicano”.

Todo comenzó el viernes 3 de fe­brero cuando 16 funcionarios cubanos, incluyendo a un viceministro, fueron expulsados del referido hotel y confiscados los tres días de pago que habían abonado, explicando la administración que cumplían órdenes de la casa matriz norteamericana. Esta a su vez declaró que había sido presionada por el Departamento del Tesoro de los EE.UU. que aludió a las leyes del bloqueo de este país a Cuba.

La estancia de estas personas en el Hotel Sheraton María Isabel estuvo relacionada con una ronda de intercambios con representantes de importantes compañías estadounidenses sobre el tema de la prospección petrolera en la Zona Económica Exclusiva de Cuba en el Golfo de México.

Ya con anterioridad las autoridades municipales mexicanas de la capital, espoleadas por la actitud irrespetuosa hacia la soberanía de México por parte de la administración hotelera, habían multado con 15 mil dólares a dicha administración e intentaron clausurar el hotel, lo que duró solo unas horas, alegando irregularidades administrativas y prácticas discriminatorias.

La reunión entre los empresarios norteamericanos y la delegación gubernamental cubana se trasladó finalmente al Hotel Colón Misión en la misma capital lugar en donde, en nuestra opinión, debió de haberse realizado desde el principio. No sólo por representar este sitio mejor al país anfitrión: México, sino por la contradicción que supone el aloja­miento en un hotel multiestrellas de la delegación de un país como Cuba, supuestamente pobre, tercermundista y bloqueado durante más de cuarenta años precisamente por la nación simbolizada por el Sheraton María Isabel.

¿Provocación, ostentación?, o sencillamente otro rostro que se pretende mostrar hacia fuera desde el país víctima de la constante exigencia del ahorro y la austeridad a sus ciudadanos sencillos por los gobernantes cubanos.

Pero, lo que resulta paradójico es que, mientras unos cubanos repre­sentantes del régimen son expulsados luego de alojarse en un lujoso hotel norteamericano en el extranjero, a los cubanos del archipiélago nos está prohibido alojarnos en los hoteles de lujo del país que están sólo al servicio de… los extranjeros. Así las cosas en la Cuba de hoy…
Cuba: ¿Cuánta leche por un dólar?

Desde hace algún tiempo, miembros del gobierno y el Estado cubanos, reiteradamente, han estado haciendo propaganda con la cantidad de leche o arroz que pueden comprarse en Cuba con un dólar estadounidense.

El objetivo es demostrar el poder adquisitivo del peso cubano y el subsidio que hace el Estado a productos de consumo popular que son adquiridos en el extranjero mediante divisas convertibles y que, sin embargo, se venden a la población en moneda nacional y a muy bajo precio.

Esto es verdad. Pero no es toda la verdad.

Para los países pobres muestra una imagen atractiva de las bondades de la forma de gobierno existente en Cuba y para los grupos de apoyo en el exterior, argumentos de defensa para levantar una imagen deteriorada internacionalmente.

Los cubanos sabemos que la realidad es otra.

Primero precisemos cuánto equivale un dólar estadounidense (dólar), después de las devaluaciones a esa moneda hechas por Cuba con respecto a las monedas cubanas: el peso cubano (peso) y el peso cubano convertible (CUC):

1 dólar = 0,80 CUC (aprox.)

1 dólar = 20 pesos (aprox.)

1 CUC = 24 pesos

La parte de la verdad que el go­bierno cubano expone es que con un dólar se pueden adquirir ochenta litros de leche, es decir, menos de 2 centavos de dólar por litro y que para poder hacerlo, tiene que adquirir la leche en el exterior en divisas convertibles y subsidiarla fuertemente en el  mercado nacional.

Un observador externo sabe que en ningún lugar del mundo se puede adquirir un litro de leche por menos de 2 centavos de dólar, y no puede menos que asombrarse y admirar que un gobierno muestre tal preocupación para hacer accesible tan valioso alimento a su población, a un precio tan bajo.

La conclusión a la que se llega, de la forma que lo exponen las autoridades cubanas, es que cualquier ciudadano llega con un dólar a cualquier mercado y compra 80 litros de leche. Pero el gobierno cubano calla la otra parte de la verdad: esa leche de que ellos hablan está estrictamente racionada y no tiene acceso a ella la inmensa mayoría de la población y no dice tampoco por qué tiene que subsidiar el mercado interno racionado.

El observador externo ha sido inducido a error al serle escamoteada parte de la verdad.

¿Quiénes pueden adquirir la leche por menos de 2 centavos de dólar el litro? Los niños menores de 7 años y personas con enfermedades que requieren necesariamente tomar leche, y que les dan una dieta médica rigurosamente controlada que debe renovarse periódicamente. Aquí terminó el subsidio estatal y el litro de leche por menos de 2 centavos de dólar.

¿Cómo pudiera adquirir la leche el que tenga niños mayores de 7 años? ¿O los ancianos sin dieta de leche que son la mayoría? ¿O el que simplemente gusta de tomar leche?

Estos tenemos dos vías: adquirirla en el mercado oficial en divisas al precio de cinco CUC (pesos convertibles), es decir, 6 dólares, por una bolsa de un kilogramo de leche en polvo (precio nada subsidiado, sino todo lo contrario) o recurrir al ilegal mercado subterráneo y pagar cinco pesos —equivalente a veinte centa­vos de dólar— por un litro de leche de vaca de dudosa calidad ó cincuenta pesos —hasta tres dólares— por una bolsa de leche en polvo de un kilogramo. Son muy pocos los cubanos que tienen los recursos necesarios para adquirir, regularmente, leche a estos precios reales.

Entonces no se puede afirmar, con total apego a la verdad, que en Cuba se pueden comprar 80 litros de

leche por un dólar. Si promediamos las vías alternativas a que tiene que recurrir la mayoría de la población, con un dólar se pueden adquirir menos de tres litros de leche.

Por otra parte el gobierno pregona como un mérito el subsidio que hace a determinados productos y saca cuentas similares a la de la leche a otros productos de primera necesidad.

Lo que no dice, es que esos productos subsidiados son los productos racionados que se adquieren a través de la libreta de racionamiento que posee cada familia cubana. Lo otro que no dice, es que la cantidad de alimentos que se expenden a través del racionamiento no alcanza, no digamos para una alimentación decorosa, sino apenas para sobrevivir.

¿Y por qué el gobierno cubano subsidia los productos racionados?

El salario mínimo mensual actual —recientemente aumentado con mucho bombo y platillo— es de $225,00 pesos que equivalen a $11,25 dólares.

El salario medio, debe rondar al­rededor de los $300,00 —unos $15,00 dólares— mensuales.

Estos son salarios verdaderamente miserables.

Todas las exportaciones que hace el país, y que son fruto del esfuerzo de sus ciudadanos, son cobradas en divisas internacionales, pero a los trabajadores se les paga en pesos cubanos, cuyo equivalente en dólares ya vimos que es irrisorio. Las importaciones necesariamente tiene que hacerlas en divisas convertibles, puesto que las monedas cubanas solo valen en el país. Cuando el go­bierno subsidia los insuficientes productos racionados, no está haciendo más que retribuir una ínfima parte a los trabajadores de la riqueza creada por ellos mismos. No hay mérito ninguno para el Estado.

Pero además, los ciudadanos tie­nen que cubrir todas sus necesidades con ese mísero salario, y para eso tienen que acudir al mercado (al oficial y al clandestino) tanto en pesos como en divisas, donde la inmensa mayoría de los productos tienen precios muy superiores a los de la media internacional. ¿De qué bondad estatal se está hablando? No tenemos, naturalmente, cifras comparativas, pero se pudiera afirmar que es más lo que se le quita a la ciudadanía en el mercado no racionado, sobrevalorado, y el salario dejado de pagar, que lo que se subsidia por el Estado.

Conocida ya toda la verdad. Dígame ¿quién puede creer que, en Cuba, se pueden adquirir 80 litros de leche por un dólar?

 

Un pueblo está hecho de hombres que resisten, y hombres que empujan: del acomodo, que acapara, y de la justicia, que se rebela; de la soberbia, que sujeta y deprime, y del decoro, que no priva al soberbio de su puesto ni cede el suyo; de los derechos y opiniones de sus hijos todos, está hecho un pueblo, y no de los derechos y opiniones de una clase sola de sus hijos.

José Martí. "Los pobres de la tierra".

A propósito de una fecha

 

En otro orden de conmemoraciones esta fecha también fue seleccionada en Cuba para celebrar el Día del Comunicador, algo que probablemente, pasó inadvertido para el periodista independiente y director de la agencia Cubanacán Press Guillermo Fariñas Hernández, quién decidió realizar una huelga de hambre y sed desde el 31 de enero pasado para reclamar a las autoridades del gobierno acceso a Internet para los cubanos. El también psicólogo de 43 años de edad se encuentra actualmente ingresado —al redactar esta nota, finalizando el mes de marzo— en una sala de cuidados intensivos del Hospital de Santa Clara, donde recibe tratamiento de sueros por vía intravenosa. Muy a pesar del riesgo para la vida que se deriva de esta actitud contestataria asumida por el compatriota Fariñas, hasta el presente, las autoridades no se han pronunciado oficialmente sobre el caso.

En Cuba el servicio de Internet domiciliario se brinda sólo para extranjeros residentes en el archipiélago y para determinados sectores gubernamentales, formando parte de las discriminaciones que sufrimos los cubanos en nuestro propio suelo y que deben cesar.

Hay fechas que tienen por sí mismas un significado especial tanto para las personas como para las naciones; ora por el recuerdo de acontecimientos fortuitos, ora por aquellos en los que intervienen las decisiones de los hombres. El 24 de febrero está considerada por los cubanos como una de las más connotadas y prolíferas entre éstas.

Fue, en primer lugar, el día en que comenzó la guerra de independencia de 1895 gestada por Martí.

Más recientemente, en 1996, fue el escogido por la oposición pacífica para la reunión de Concilio Cubano, por lo que se conmemoró este año el décimo aniversario, evento aquel que resultó abortado por las autoridades del régimen tras encarcelar a varios de sus dirigentes y derribar dos avionetas desarmadas de la organización Hermanos al Rescate por aviones MIG de la Fuerza Aérea Revolucionaria. En esa desproporcionada acción bélica perdieron la vida cuatro personas indefensas residentes en la Florida.

Lamentable incidente televisivo

El 15 de febrero conocimos por la prensa oficial, la decisión de suspender el televisivo espacio dominical llamado El Expreso que, conducido por el versátil actor Jorge Martínez (Yoyi), salía al aire a las 8:30 p.m. por el Canal Cubavisión. En un trabajo periodístico publicado en el diario Granma, Órgano Oficial del Co­mité Central del Partido Comunista de Cuba, ofrecieron disculpas y juzgaron —sin mencionar el hecho— que el conocido conductor celebrase su boda en el pro­grama tres días antes y alegaron que el contenido “(…) no se ajusta a la Política de Programación establecida por el ICRT” —Instituto Cubano de Radio y Televi­sión. Argumentaron quejas de nuestro querido y abnegado pueblo y calificaron de grave violación, banalidad y frivolidad lo acontecido. También manifestaron que “Los programas de la Radio y la TV se hacen para la información, la educación y el sano entretenimiento de nuestros televidentes, donde primen el talento y la sensibilidad artística, libres de toda mediocridad y facilismo…

Resultan loables los esfuerzos que realiza en ese sentido la di­rección del país, incluso, hubo personas a las que no les agradó esa transmisión. Pero lo medular del asunto radica en la politización y sobredimensión del evento, así como en el irrespeto por el gusto popular. Tras este “créalo o no” las personas del pueblo, en cuyo nombre se expresaron las autori­dades competentes, criticaron y critican aún el cariz extremista con que sancionaron lo ocurrido en la televisión estatal cubana ese día. Se desconoce si se hizo un son­deo de opiniones —pues fue muy rápida la respuesta oficial— para valorar la audiencia o aceptación que tuvo el programa. Pero aún si hubiera gustado solo a la minoría, las autoridades están en el deber de respetar y salvaguardar los derechos de la misma, no de desconocerlos o ignorarlos como en este caso.

Muchos han expresado a la sazón, la analogía de este suceso con la celebración, también en la televisión cubana, de los cumpleaños de Elián González —el niño balsero que fue devuelto al regazo patrio tras varios meses de litigio por el derecho de su padre a recuperar su tutela, frente a los propósitos de unos parientes de retenerlo en Miami, Florida—, así como las largas horas de transmisión de discursos y programas políticos en ese medio masivo de difusión.

Una respuesta gratificante para los seguidores del popular programa se materializó cuando su conductor compareció solo unos días después como invitado, en el estelar espacio televisivo De La Gran Escena, al parecer como una respuesta solidaria del equipo de realización del mismo con el actor y con los televidentes a los que se les priva del derecho de disfrutar de una gama de ofertas audiovisuales ajenas a los intereses suprapolitizados que impone el Estado socialista.

Rounded Rectangle: Otra fiesta del libro
Cuba arropó su intelecto como cada año con la concreción de otra Feria Internacional del Libro. Con una vasta oferta de títulos se inauguró la XV celebración literaria en La Habana del 3 al 10 de febrero de 2006. Autores de 60 países estuvieron presentes con su obra en la edición de este suceso anual. Como es ya habitual, el evento fue un éxito y tuvo una amplia asistencia de público. Muchos lectores concurrieron "en familia" a esta fiesta cultural, que se celebró en la Fortaleza San Carlos de La Cabaña y se extendió a varias provincias del país.
Esta edición de la Feria estuvo dedicada a los intelectuales cubanos Nancy Morejón y Ángel Augier, premios nacionales de literatura y contó con Venezuela como país invitado.
Otra vez la oferta fue amplia, con la venta de unos mil 400 títulos con cerca de medio millón de ejemplares; pero una vez más faltó la presencia literaria de cubanos exiliados y de otros autores que difieren de las políticas del gobierno de Cuba, para ensombrecer con monocromía esta festividad de la cultura. Aún suponiendo que los eventos en que participan la intelectualidad cubana residente en otros países excluyera a los autores del patio comprometidos políticamente con el régimen, ¿por qué proceder de forma análoga a los excluyentes? Es preciso acabar con la discriminación y el "haz lo que yo digo" que únicamente agudiza la insalubridad democrática de la nación cubana. La pretendida uniformidad intelectual que lideran grupos políticos de Cuba y el exterior es una utopía que atenta contra el desarrollo y enriquecimiento moral e intelectual del pueblo cubano.

Carencia de prácticas dialogísticas

Dado el incremento ostensible de la violencia en la sociedad cubana, nuestra organización, el Proyecto Demócrata Cubano (PDC), visiblemente preocupada por eventos de esta naturaleza, emitió un “Llamado” el 1 de septiembre de 2005 en el que apela a la reflexión en torno a las actitudes agresivas que se perciben a diferentes niveles de la urdimbre social cubana. En el pliego, criticamos el uso de la fuerza por parte de las autoridades con el objetivo de “(…) amedrentar a pacíficos opositores políticos, periodistas independientes o grupos de mujeres, como las llamadas Damas de Blanco, conformado por madres, esposas y otras féminas, familiares de presos políticos y de conciencia que procuran, civilizadamente, la libertad de sus seres queridos.”También, nos solidarizamos con las víctimas de tales actos cuando apuntamos que: “Estos actos de barbarie, en los que no se toma en cuenta la presencia de menores, adolescentes o ancianos, tanto en las filas de las víctimas como en la de los victimarios, no solo degradan la condición humana de quienes los promueven y ejecutan sino que constituyen un estigma para la conciencia social de nuestra comunidad nacional.”

En el documento hacemos un escueto, pero profundo análisis de las causas que, en nuestra opinión, están propiciando el incremento de la irritación en la sociedad cubana y acotamos: “Por todos es conocido como se han ido degradando, en los últimos tiempos, los espacios de convivencia y disciplina sociales; manifestaciones de violencia y comportamientos inadecuados, protagonizados generalmente por jóvenes, afectan cotidianamente el orden público y la tranquilidad ciudadana. Es evidente que las referencias negativas de estos “actos de repudio” contribuyen en alguna medida a estimular, entre otras, esas conductas desaforadas y vandálicas.”

 


En el escrito hacemos “(…) un llamado urgente a las máximas autoridades del gobierno de la República para que actúen con responsabilidad en la solución de este delicado asunto y proscriban la realización de estos actos repudiables a todo lo largo y ancho del archipiélago cubano, lo que constituiría un gesto de desagravio a las mejores tradiciones éticas legadas por nuestros padres fundadores y a la decencia nacional.”Más adelante apuntamos: “Exhortamos a la sociedad civil, a nuestras iglesias, a los cubanos todos, estén donde estén, a pronunciarse y a refrendar esta demanda cívica.” Asimismo, solicitamos solidaridad y apoyo a “(…) las internacionales políticas, a las organizaciones de derechos humanos y a la comunidad internacional, en especial a la Unión Europea y a su actual presidencia: Reino Unido de Gran Bretaña”, para erradicar la injusticia de esos vergonzosos, abusivos y violatorios actos. Se impone ya, en nuestro criterio, un cambio de óptica y una muestra de voluntad política de las autoridades favorables al incremento de la
participación ciudadana en todas las esferas de la socie­dad; esto in­cluye, por supuesto, el incentivo de la inicia­tiva individual tanto en lo económico, politico y social —en lugar de coartarla como en el presente— para tratar de comenzar a disminuir las desigualdades existentes en nuestra patria. Tan importante como esto, o más, es permitir e impulsar la participación de la sociedad civil en el saneamiento moral de nuestra comunidad nacional.

Por ello, apoyamos cualquier iniciativa —anterior o posterior a esta— que promueva y/o fomente el respeto a todos los derechos humanos, y a la práctica negociadora en los diferendos de la sociedad cubana.

Rounded Rectangle: La Secretaría de Derechos Humanos y Solidaridad del Proyecto Demócrata Cubano, se vio en el deber de denunciar el acoso a que fue sometido Julio César Franco García, integrante del Comité Político nuestra organización. El pasado 8 de marzo una representación de la Seguridad de Estado cubana lo visitó y "…amenazó con encarcelarlo por sus actividades al frente de la Biblioteca Independiente José Julián Martí Pérez" —señala la nota informativa emitida a la sazón.
En la mencionada nota, se expone cómo dos oficiales de los órganos del interior se presentaron en casa de la madre de Franco García para recomendarle "…que desistiera de participar en un congreso de bibliotecas independientes que se planea realizar y que aún está en ciernes." Esa fue la segunda oportunidad en que el opositor fue visitado en los últimos tres meses. Como apuntamos en el escrito, en esta ocasión "…se suma la agravante de una amenaza adicional: la de cerrarle su negocio." Franco, que alterna el cargo de la Secretaría de Prensa y Comunicación Social en el Proyecto Demócrata Cubano con el de la Biblioteca José Julián Martí Pérez que preside, tiene una cerrajería que representa la única fuente de ingresos para la manutención de su familia.
Producto de este lamentable acontecimiento, nuestra Secretaría de Derechos Humanos y Solidaridad en coordinación con nuestro representante, el Sr. Siro del Castillo, quién a su vez atiende por la Organización Demócrata Cristiana de América el tema de los derechos humanos para el área del Caribe, dirigieron un documento conjunto en el que se detalla la violación de los artículos en que incurrieron las autoridades en el caso del hostigamiento a Franco García.
Por todo ello, el Proyecto Demócrata Cubano hizo "…un llamado a todas las organizaciones internacionales y regionales de derechos humanos, tanto las intergubernamentales como las no gubernamentales, a los representantes de los gobiernos democráticos en Cuba, a todas las fuerzas políticas y en particular a nuestros hermanos demócratas cristianos, para que de forma urgente, intercedan ante las autoridades cubanas para que esta represión, acoso y persecución, agravadas también por el incremento de los actos de violencia por parte de grupos afines al gobierno que sufren los opositores pacíficos cubanos, sean suspendidas de inmediato."

 

Entró por la puerta del mundo el año 2006 con nuevos bríos y retos para la democracia mundial y para la América Latina en particular. De un lado el instaurado y ortodoxo modelo neoliberal, que nada aporta a naciones con economías débiles —lo que está obligando a algunos países latinoamericanos a buscar alternativas sociopolítico-económicas—, y por otro, la instauración, por medio del sufragio, de presidentes socialistas y de una representación femenina, por vez primera en la historia de Chile y también del universo político sudamericano.


En el último trimestre del año, el pueblo boliviano eligió al socialista Evo Morales para que los represente asumiendo las riendas de ese país del altiplano; algo que ya se vislumbraba en el panorama político cambiante del continente, antecedido por los triunfos de Ricardo Lagos en Chile, Hugo Chávez en Venezuela, Luiz Inacio Lula Da Silva en Brasil, Néstor Kirchner en Argentina y Tabaré Vázquez, en Uruguay.

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, alcanzó la victoria en la primera vuelta de los comicios efectuados el 18 de diciembre de 2005.

En esta región del poniente se han dado las condiciones para que se levante la esperanza por un hemisferio donde primen los valores democráticos frente a un pasado autografiado por dictaduras militares de derecha. Es un proceso fruto de la concientización de los pueblos en su lucha por la soberanía, la renacionalización de sus riquezas naturales y la recuperación de sus tradiciones culturales. La elección de Morales representa también la preferencia por los partidos de vocación social frente a los tradicionales, que mostraron ineptitud ante los problemas acuciantes de esa nación, la más pobre de Sudamérica.

En este sentido, también en Chile se produjo la elección en enero de 2006 de la Dra. Michelle Bachelet, también socialista, al frente de una coalición plural como su antecesor, para asumir la presidencia a partir del 11 de marzo. A este evento fue invitado el Sr. Siro del Castillo, reprerepresentante en el exterior de nuestra organización. Con motivo de ese gesto, emitimos un mensaje de agradecimiento y de felicitación por el vaticinado triunfo y acotamos:

“Nos complace observar cómo se ha venido desarrollando en la hermana nación chilena esta lucha electoral, instrumento fundacional de la democracia participativa, la cual aspiramos con anhelo recuperar los cubanos”. La muestra de la actividad democrática en Bolivia y en el país austral, pone de manifiesto el poder de decisión de los pueblos. Estos nuevos vientos latinoamericanos impelen la lista de presidentes progresistas demócratas en el continente, a la que ahora se suman las elecciones de Bolivia y Chile. Las condiciones socio ciopolíticas de la región parecen apuntar hacia la integración sudamericana.

Esperamos que en el caso chileno “la doctora”, como cariñosamente la llama su pueblo, ponga “bajo prescripción profesional” las deficiencias y desigualdades que puedan existir en esa sociedad en aras de enriquecer y perfeccionar el modelo democrático que han logrado consolidar. De esa forma, el resto de los países del hemisferio, observamos cómo el “tratamiento” de un facultativo de la democracia puede servir de modelo y acicate a los paí­ses que aún no gozamos del derecho a ese sano e inalienable ejercicio de la libertad.

 

   

CENTRO DE PRENSA Y COMUNICACIÓN SOCIAL DEL  

 PROYECTO  DEMÓCRATA  CUBANO

Sede: 7ma. #49405 (altos), e/ 494-A y 494. Playa de Guanabo; La Habana, Cuba. C.P.: 19120.
Telefax: (537) 96-2636, E-mail: Prodecu@hotmail.com , Sitio web: http://www.prodecu.org

Inicio de página


Inicio de página


Principal ] Quienes somos ] Carta fundacional ] Documentos ] Renovación ] Libro de visitantes ] Vínculos ]
PROYECTO DEMÓCRATA CUBANO
Calle 7ma. #49405 (altos), Playa de Guanabo; La Habana, Cuba. C.P. 19120. 
Telf. (537)
642-9371 Telefax: (537) 796-2636    Email: Prodecu@gmail.com